jueves, 1 de septiembre de 2011

Tarta Arcoiris o Rainbow



Con esta tarta quería empezar septiembre. Sencilla pero que requiere una elaboración y preparación de un día antes para que todo salga bien.

Una gran tarta, alta, con corazón de colores, relleno de trufa blanca  y vestido de merengue blanco.  Fue la tarta principal de la comunión de Sarita este verano.

Es una tarta compartida con mi hermano, de hecho tuvimos nuestras pequeñas peleillas con tema decoración, ja, ja, a mi me faltó un poco más de decoración pero entre eres una hortera, te gustan muy recargadas, y varios y numerosos motivos de hermano pequeño para meterme el dedo en el ojo y al final solo poner unos pequeños corazones, así quedó de bonita y elegante.  Tengo que reconocer, que es la mejor presentación.

Esta tarta fue nuestro segundo intento, a nuestro gusto en colores, ingredientes y cobertura.  Espero que os guste. La diferencia está en el bizcocho con el toque de almendra para que fuera más jugoso, el relleno es una trufa de chocolate blanco y en el frosting nos fuimos a un merengue cocido para que nos quedara este blanco fantástico.  Lo del frosting con mantequilla no nos convenció en la tarta de prueba.

Ingredientes:
(tarta de 23 cm. de diámetro)


Para el bizcocho:
Colorantes: en nuestro caso usamos 5, el verde se consiguió mezclando un poco de amarillo y azul.
12 huevos
300 gr. de azúcar
220 gr. de harina de trigo tamizada
80 gr. de almendra molida

Trufa cocida de chocolate blanco:
(Recuerda empezar a prepararla la noche anterior al montaje de la tarta)
1 litro de nata para montar 35,1 % materia grasa
300 gr. de cobertura de chocolate blanco

Almíbar:
250 ml. aAgua
Unos 70 gr. de Azúcar
Cáscara de limón
1 rama de canela
Licor que te guste

Merengue cocido:
500 gr. de azúcar
500 ml. de claras
Unas gotas de limón

Empezaremos haciendo el bizcocho.  Te recomiendo hacer la mitad de la receta y luego la otra mitad, salvo que tengas unos bol y batidora muy grande con la capacidad de que toda la masa entre, en la Kitchen Aid de mi hermano.. justito ¡¡.  En mi caso siempre separo las yemas de las claras.  Monto las claras a punto de nieve con una pizca de sal.  Reservamos.  Ponemos las yemas con el azúcar en otro bol y batimos bien, necesita mucho aire por lo que al final triplicará su tamaño y queda una mezcla blanquecina.  Tamizamos la harina y la incorporamos a nuestra mezcla de azúcar y yemas para luego incorporar por último la almendra.  Mezclar todo muy bien e incorporar con cuidado las claras.

Prepara 6 pequeños bol y en cada uno ponemos un poco de colorante.  Aquí para gustos colores, cuanto más pongas más intenso será el color.  Distribuye la masa en los seis bol con cantidades muy similares o si puedes pesarlas iguales (pesa el total de la masa y luego redistribuye), en nuestro caso hemos usado 6 moldes de papel, mezlcar bien con nuestro colorante alimentario si puede ser en crema.

Si no tienes moldes de papel dibuja en un papel de hornear un círculo de 23 cm. ponemos las masas en magas pasteleras y dibujamos el contorno del círculo para luego rellenar y nos quedarán 6 círculos iguales.  Horneamos entre 10 y 14 minutos a 180 º en horno precalentado (al ser pequeños se harán muy rápidos), sacamos, dejamos enfriar y listos para el siguiente paso.


Una vez están los bizcochos fríos empezamos a montar nuestra tarta.

La trufa blanca cocida se hace con 24 horas de anticipación.  Hierve la nata con el chocolate blanco, pon un papel film encima y deja enfriar en nevera 24 horas.  Una vez ha pasado un día o noche en nevera montamos cómo si fuera nata.

También puedes preparar el almíbar el día anterior para que esté frio: hierve el agua con los aromatizantes que te gusten y el azúcar.  Enfriar antes de repartir sobre nuestro bizcocho.

Con ayuda de una manga pastelera pondremos una base de bizcocho, pintamos con pincel de almíbar y capa de trufa repartiendo de forma uniforme con ayuda de la manga pastelera.  Repetimos operación hasta la última capa de bizcocho.


Una vez hemos montado la tarta nos toca cubrirla con el merengue cocido.


Para el merengue cocido puedes ver el paso a paso AQUI.


Con ayuda de una espátula de repostería hemos distribuido el merengue sobre nuestra tarta dejando puntas de una forma tosca y así de bonita nos quedó en la mesa de los postres:


Me hubiera encantado poner un corte bonito de la tarta... pero no llegué......  Una Tarta para Impresionar.

26 comentarios:

Escuciplando dijo...

Tiene que ser muy bonito el corte, que me imagino aunque no lo hayas puesto. Una tarta infantil estupenda!

Caty dijo...

Me parece una tarta fabulosa, la decoración de 10, y seguro que gustó muchísimo, felicidades guapa.

GEMMA dijo...

Me parece una tarta super bonita!
Me quedo, con tu permiso, con la idea. Entre este mes y Octubre, tengo un par de encarguillos para fiestas infantiles, y me gusta la idea.
Besitos

Jo dijo...

muchas veces es mejor trabajar sola por lo que dices, cada uno tiene sus gustos pero oye al final os quedo una tarta PRECIOSA. Sencilla pero a la vez vistosa.

Un saludo

Paco dijo...

Buenos días Teresa una tarta maravillosa la que has preparado con ayuda de tu hermano. No soy adivino pero al final en cuanto a la decoración creo esta muy bien y seria como tú querías. Es una tarta muy laboriosa pero el resultado final merece la pena y el corte con tanto colorido es todo un lujo. ¡FANTASTICA!
Un saludo Paco

Juana dijo...

Maravillosa Tere!!!..y tengo que decir que me gusta mucho asi..soy de gustos poco recargados, que le vamos a hacer!:)
eres una gran repostera, no me cansare de decirtelo!!!
besitos linda..te veo en un ratito!!!!!

PAN FRITO O REBANAS dijo...

Un buen comienzo, una tarta excelente.
Besos. Lola

Sara dijo...

Que me pensaba yo que era para mi!!!jajajaja oye, que nombre más bonito tiene la niña...jejeje

Vaya una tarta habeis hecho, me encanta y sobran as palabras, además con merengue, mi dulce preferido. Un besote y que disfruteis mucho hoy.
Estoy organizando algo...

wada dijo...

Qué preciosidad de tarta!! y cuánto mérito tiene el trabajo que lleva, pero después de verla bien merece la pena, felicidades a los dos!
Besos

Nora dijo...

Pedazo tarta, la tengo pendiente, he pensado hacerla para el cumple de mi sobre, pero no sé si al final me atreveré, jeje

dulce dijo...

una autentica preciosidad de tarta , con una presentacion de lujo, besos

Akane dijo...

Ya me imagino el precioso corte, menuda tarta más bonita! Me encantan las rainbow cakes, pero me da la impresión de ser algo difícil. Seguro que triunfó!

Un abrazo

María dijo...

Teresa, desde la primera vez que vi esta tarta me gusto, pero esta tuya me ha enamorado. Un besazo,
cosicasdulces.blogspot.com

Olga dijo...

Me encanta como la has decorado con el merengue, es muy original y tiene muy buena pinta.
Saludos!
http://algodolga.blogspot.com
Olga!

Marus dijo...

Me encanta la decoración. El corte debe ser una belleza y el sabor una delicia. Buen día

Merce dijo...

Hi, que tarta tan estupenda, me encanta el corte, por aquí en los States les encantan muy decoradas!!
Bye!!

HMAR dijo...

Es la primera vez que veo una tarta que parece un arcoiris. Me ha encantado!

La dieta mediterranea de Carmen dijo...

Qué bonita y rica..a mi me da pena comérmela..xdxd!!

Besos

TeRe dijo...

Cada vez que veo esta tarta me gusta más..tiene un colorido y una presentción preciosa Teresa,..como todas tus tartas! Un besitOo

Xavi dijo...

Y cuanto colorido! Parec todo de dibujos animados ;-P

Helena dijo...

Voy a intentar prepararla, espero no meter la pata con la receta! =S
Tu blog es estupendo, me alegra haber dado con él.
Saludos!

Mary dijo...

Será posible que tu hermano te haya llamado hortera,ja,ja. Me parece que te ha quedado una tarta elegantísima y preciosa, la niña debió quedar encantada. Yo la he preparado para el cumpleaños de una de mis niñas y desde entonces me han encargado 3, siempre triunfa la tarta Arco Iris.

Pilar dijo...

Nadie puede decir que no esta de moda, yo todavía no me ánimo, pero esta tan linda la tuya que tengo que hacerla!

HELEN -Mamá In Design- dijo...

madre miaaaaaaaaaa, qué colorido, me encantaaaa!!!

Y de sabor ya no te quiero ni contar lo bueno que tuvo que estar!!!

Besossss

Yolanda dijo...

Me imagino que los comensales se quedarían todos boquiabiertos cuando vieran el corte de la tarta. Claro que esa altura tan espectacular, no deja a nadie indiferente, porque se sale de lo normal.

Un besito.

cucharitadepalo dijo...

espectacular !!