martes, 13 de mayo de 2014

La Hora del Té: Bizcobolas y Budin de Té & Naranja


Mis moldes favoritos me piden auxilio. Por algún extraño motivo los moldes Bundt se han amotinado en la cocina,  han decido que cuando hago un bizcocho la mitad se quede pegado al molde.  Hacía mucho tiempo que no me pasaba,  pero en estas ocasiones,  descubres otra forma de aprovechar la receta. 
 
Por eso hoy traigo doble receta: Bizcocho y Bizcobolas. En mi caso siempre que hay bizcobolas en casa son el resultado de algún bizcocho que se ha roto o ha quedado.
 

La masa del bizcocho viene de este precioso libro: La Hora del Té de la cocinera Ximena Sáenz llegó a Mallorca en la maleta de una buena amiga que pensó en mi cuando visitó tierras Argentinas.  Cómo me gustan estos dulces regalos, sus páginas están llenas de promesas y tesoros hechos recetas.   También me ha hecho conocer a esta gran cocinera Argentina, en su blog encontraras muchas y deliciosas recetas. 

Ingredientes:
Para 10 personas, un molde de nos 22 cm.
100 gr. de nata líquida
100 gr. de leche
2 cucharadas de Te Earl Grey en hebras (en mi caso 4 bolsitas)
200 gr. de mantequilla
200 gr. de azúcar
3 huevos talla L
290 gr. de harina con levadura incorporada ( se incorpora en dos partes de 145 gr cada una)
Ralladura de una naranja mediana
El zumo de la naranja (unos 80 gr).
Para la decoración del bizcocho:
300 gr. dé azúcar glass
25 gr. de queso tipo philadelfia
Unos 30 gr. de zumo de naranja
Naranja confitada en datos

En un cazo calentamos la leche, la nata junto con el té.  Cuando rompe a hervir paramos.  Tapamos y dejamos que enfríe.
 
Precalienta el horno a 180º.  Prepara el molde con spray antiadherente o con mantequilla y harina.
 
En un bol batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que toma un color blanquecino.  Agregamos los huevos de uno en no y sólo cuando el anterior está completamente integrado.
 
La mitad de la mezcla (unos 265 gr.) la pasamos a otro bol para poder tener los dos sabores.
 
Colamos la infusión e té y la agregamos a uno de los boles e integramos la harina tamizada.
 
En el segundo bol pondremos la naranja: zumo y ralladura, junto con la harina tamizada.
 
Rellenamos el molde preparado alternando ambas masas.  En mi caso he puesto la de naranja primero y luego haciendo un camino en el centro la de te.  Con ayuda de una cuchara la paseo un poco para marmolar la masa.
 
Hornear 45 minutos, cuando introduces un palillo sabes que está listo el bizcocho si sale seco.  Desmoldamos y dejamos enfriar sobre rejilla.
 
Prepara la cobertura que distribuiremos una vez esté frío el bizcocho: en un bol tamiza el azúcar, en el centro queso y zumo de naranja  Integramos y cuando tenga el punto y textura que te guste (para mi gusto que deje hacer un dibujo) estará lista.
 
Decora tu bizcocho con la cobertura y por encima he puesto naranja confitada y almendra en trocitos caramelizada.  A pesar que se pegó la mitad puede aprovechar y hacer dos recetas.
 
La segunda receta:
Bizcobolas de Budin de Té & Naranja:
250 gr. de bizcocho
110 gr. de queso crema, en mi caso philadelfia
350 gr. de chocolate para fundir (usé con leche y 54 %)
 
Casi no requiere ni explicación: desmiga el bizcocho, mezcla con el queso.


Deshacemos con cuidado en el microondas el chocolate, o si prefieres al baño maría.  Forma unas bolas con la masa de bizcocho integrada con el queso, intentando que sean del mismo tamaño.  Las pasamos por el chocolate.


Deja enfriar en nevera  y ya tenemos unos sabrosos bocados para cualquier momento del día.


Finalmente no me pude resistir, taza de Té, Vajilla de La Tienda de la Mesa,  en buena compañía, una merienda perfecta.

7 comentarios:

Cristina Prats Vidal dijo...

Pues claro!! Que se pega?? Pues doble postre!! Eres una crack!! Tiene todo muy buena pinta!! Un besote!!

marijose dijo...

Que ricos¡¡¡ para mi uno de cada porfa, y ya puestos un trocito de la atrta de abajo que me ha echo salivar... besos

Catypol dijo...

Mmmm!! qué me gustan las bizcobolas, y ahora hace tiempo que no hago pero hubo un tiempo que las llevaba a las cenas a los que estábamos invitados, un éxito asegurado. Estas debieron desaparecer enseguida, si es que se ven tan ricas!!!
Un beso guapa!

VISCalacuina dijo...

Qué mesa más lucida, y qué rico todo!

Liliana Fuchs dijo...

Me parece genial aprovechar un bizcocho que se ha rebelado (o se rebela el molde?) para hacer unas bizcobolas, que también están muy ricas! Tomo nota de la autora :).

Un abrazo

Kim I.M dijo...

Ay..Qué rabia da cuando te sale mal un bizcocho. Sobre todo cuando pruebas uno nuevo y lo haces con toda la ilusión y las ganas...Apetece tirarlo todo pero, me encanta tu forma de aprovecharlo. Son unas bolitas súper ricas y apañadas =)
Tomo nota.
Un besote!

Fran Muñoz dijo...

Tentación, tentación!!!