sábado, 30 de octubre de 2010

Galletas de Chocolate para Halloween


Se acerca la noche de Halloween.  En casa nunca lo celebramos, mis recuerdos solo llegan a ir con mi madre y abuela al cementerio a limpiar la tumba de mi abuelo, era muy importante que estuviera limpia y con flores.  Todo un ritual en casa, mientras mi madre y mi abuela limpiaban mis hermanas y yo paseábamos como si fuera un parque y de vez en cuando hacíamos una carrerilla hasta que nos reñían desde lejos.  Ahora nosotras hemos perdido esa tradición, aunque mi madre sigue en estas fechas yendo a ver en este caso a mi abuela, limpiar su tumba y renovar flores.

Ahora parece que la moda americana nos ha abducido y un poco, y  por mis sobrinos me he dejado llevar.  A los niños realmente lo que les gusta es disfrazarse, tener una oportunidad para comer y tener muchas chuches y disfrutar de una fiesta más en su calendario ¡¡¡


Estas galletas son un valor seguro, fueron para el cumpleaños de mi sobrino Javi y quise darles un toque Halloween con el chocolate.

Ingredientes:

260 gr. de harina de trigo de repostería tamizada (es posible que necesites un poco más, depende del tamaño del huevo)

30 gr. de cacao sin azúcar tamizado4 yemas de huevo (los mío tallas L)
125 gr. de mantequilla en pomada (puedes sacarla un par de horas antes de la nevera)
65 gr. de Azúcar glass


Enciende el horno para que esté caliente a 180º, prepara dos bandejas con papel para hornear o láminas de silicona.


Hacemos un volcán con la harina tamizada y el cacao, dentro en el centro ponemos la mantequilla un poco ablandada, el azúcar y las yemas.


Trabajamos dentro del volcán todos los ingredientes hasta formar una pasta que no se pega.  A mi me ha hecho falta un poquito más de harina para dejarla perfecta.  Sabes que está lista cuando no se pega a las manos o a la mesa.


Preparamos un rodillo y los cortapastas.  En mi caso lo he hecho sobre un papel de hornear. 





Sobre las bandejas distribuimos las pastas cortadas con cierta distancia.




Horneamos a 180º en mi caso unos 10 minutos.  Dejamos enfriar sobre la bandeja de horno dos minutos y luego lo pasamos a rejilla.  

Tenías unas pequeñas obleas de batman, como las galletas fueron para el pequeño cumpleañero, las recorté y pegué con un poco de gelatina y quedaron fantásticas ¡¡ Batman & Chocolate es una gran alianza cuando tienes 5 años y te encantaaa el chocolate.


En esta ocasión si han salido más terroríficas las galletas, por lo menos el gato y el murciélago negro ¡¡¡ 

10 comentarios:

Akane dijo...

Es lo que yo digo, cualquier excusa es buena para disfrazarse y cocinar y comer cosas ricas con formas divertidas! Además no hay que olvidar que el origen de Halloween en realidad es Europeo...

Muy chulas las galletas, la masa de chocolate les va genial a los murciélagos :)

Un abrazo

Anónimo dijo...

¡Nos encantan tus galletas! ¡Son chulísimas!
Besitos.

más que hermanas dijo...

El anónimo de arriba somo www.masquehermanas.blogspot.com.
Besos.

la cuina de l'estany dijo...

Se ven estupendas!
Tus sobrinos estaran encantados con esa tia tan moderna que tienen.

Si mujer, a disfrutarlos que són dos dias!!

Saludos

Laura (Recetas Trucos y Tips) dijo...

me encantan! te quedaron de lujo con esas formas que les diste :)

saludos

Nieves dijo...

Muy bonitas Teresa, espero que los niños las disfruten, les encantarán seguro.

Besos.

kanela y Limón dijo...

Que bien te han quedado!! Me encantan.
Un besiño.

Ingrid dijo...

Unas galletas super divertidas y apetitosas! te han quedado geniales!!
Muchos Besos

Caty dijo...

Yo también soy de las que acompañaba a limpiar la tumba, no hay nada más terrorífico que eso para los niños, jajaja, cualquiera le dice ahora a los niños que vayan al cementerio a limpiar tumbas, yo también prefiero la diversión, siempre he pensado que en el otro lado se lo pasan mejor, viva Halloween...besos.

Tere dijo...

Gracias a todas por vuestros comentarios, la verdad es que cayeron todas y gustaron mucho, mucho ¡¡

Ja, ja, Caty si es que somos de edades parecidas... y era toda una tradición, aunque tengo que decir que yo guardo ese recuerdo como algo bonito y que las chicas de la familia compartíamos con mi abuela¡