jueves, 30 de julio de 2009

Biscotti de Chocolate y Almendra


Todavía emocionada y con el efecto Boda en Italia me puse hacer unos Biscotti para desayunar en la oficina. En todas las pastelerías y panaderías los he visto como catuccini.

La receta es una versión absolutamente libre de una de mi libro del Chocolate (de hecho la de carquiñoles de chocolate) y la verdad es que han salido buenísimos, crujientes e ideales para acompañar un café. Son unas galletas crujientes y especiales, Fde hecho se hornean dos veces¡

Ingredientes:

2 huevos medianos

130 gr. de azúcar lustre

1 cucharadita de esencia de vainilla bourbon

200 gr. de harina blanca

1/2 cucharadita de levadura en polvo

1 cucharadita de canela molida

100 gr. de almendras laminadas tostadas (yo lo hecho en el horno)

50 gr. de chocolate negro en trocitos o pepitas pequeñas

Encendemos el horno para que esté caliente a 180º. En una bandeja de horno le ponemos un papel para hornear y durante unos 5 minutos y moviendo la bandeja tostamos un poco las láminas de almendra, os pongo foto para que podáis apreciarlo.
Batimos el huevo, el azúcar y la esencia de vainilla con las varillas eléctricas hasta que la mezcla adquiera un tono claro y la pasta forme una cinta espesa al levantar las varillas.

En un cuenco aparte, tamiza la harina, levadura y canela. Incorporamos suavemente a la mezcla anterior.


Ponemos la pasta sobre una hoja de papel de hornear o sobre un superficie enharinada y se le da forma de tronco. En mi caso he hecho casi un barco ;-), para que se quedara sin bajar. Lo colocamos en la bandeja de horno y a hornear ¡

Se hornea en el horno precalentado unos 20 a 25 minutos, o hasta que está dorado. Lo sacamos y dejamos enfriar 5 minutos. Con un cuchillo de sierra cortamos la pasta en rodajas, un cm. o al gusto de cada uno. Las colocamos sobre la bandeja del horno y se hornean unos 10 a 15 minutos dándoles la vuelta a media cocción.


Cuando ya están tibios los colocamos sobre una rejilla metálica para acabar de enfriar y listos para comer ¡

1 comentario:

Akane dijo...

Qué ricos!
Los biscotti son de mis dulces preferidos, se pueden combinar muchos sabores distintos y siempre salen ricos. Me gusta que sean tan crujientes, así se pueden mojar en el café o la taza de chocolate :P

Besos