domingo, 6 de enero de 2019

Bollos de Canela, o Cinnamon Rolls [Kanelbullar]



Estos bollos son espectaculares.  Reconozco que  que me han enganchado. Siendo sincera el experto es mi hermano pequeño, y el probó y receta espectacular que rápida y veloz me he apropiado de ella. La receta es del Blog de Objetivo: Cupcake Perfecto que a su vez se inspiró  en los Cinnamon Rolls (Buns) de Joyofbaking.

Un bollo de origen sueco, con mucha canela, versátil que acepta otras especias como jengibre, cardamomo, y en mi caso estas navidades un poco de mazapán rallado, en definitiva lo puedes adaptar a los gustos de tu casa y/o invitados.  Cuando me llegó el molde rojo regalo de Juani vía Murcia - Palma el día de mi santo, lo visualicé lleno de estos bollos  por lo que rápida y veloz me puse a ello.  Desde Octubre hasta hoy ya he repetido receta muchas veces y siempre, siempre, salen bien. Juani princesa GRACIAS, regalazo, molde y receta siempre me llevarán hasta ti.

Ingredientes
Para un molde como el mio de unos 28 cm, así un poco amontonados
o... puedes usar un molde rectangular grande y dejarlos separados

Masa:
675 gr. en mi caso usé fuerza
7 gr. de levadura seca de panadero
250 gr. de leche 
75 gr. de mantequilla
75 gr. de azúcar blanquilla
1/2 cucharadita de sal
3 huevos talla L

Para el relleno:
Comparto mi favorito:
Unas  7/8 cucharaditas de canela
1 cucharadita de jengibre en polvo
150 gr. de azúcar moreno
35 gr. de harina
120 gr. de mantequilla fría cortada en cubitos muy pequeños (más un poco más derretida para pintar la masa)
Un poco de nata para pintar la masa antes de hornear
* en navidad si quieres rallar mazapán e incorporarlo como ha sido mi caso, espectaculares y muy navideños.

Para el glaseado:
Unos 60 gr. de azúcar glass
Dos cucharadas de nata líquida

Prepara en un bol la mitad de la harina tamizada con la levadura y mezcla.

En un cazo calienta la leche con la mantequilla,  la sal y el azúcar.  Cuando casi está derretida la mantequilla, de hecho yo con un pedacito todavía por derretirse es mi momento,  apaga antes de hervir.

Incorpora la mezcla con la harina y levadura preparada en el bol.  En mi caso con la kitchen aid pero también lo puedes hacer manualmente.  Incorpora los huevos uno a uno, cuando está integrado uno pones el siguiente. 

Tendrás una mesa homogénea tras unos minutos.  A mi me gusta parar unos 5 minutos y volver amasar. La masa resultante es elástica y no pegajosa. 

Prepara un bol muy grande con aceite de girasol que has pasado con una servilleta de papel para que sea una película muy fina.  Introduce la masa en el bol  y tapa con papel film o como en mi caso con un trapo.  En 1 hora y media o dos horas habrá doblado el volumen.  Si tarda algo más y es invierno no te preocupes, el tiempo de levado irá con la temperatura ambiente de tu cocina. 

En mi caso aprovecho hacerla por la noche y la dejo toda la noche (sin ningún problema en invierno que pase tantas horas) o si la hago por el día los que me seguís sabéis que paseo la masa por toda la casa buscando el calorcito de calefacción, estufa, y/o lavavajillas si lo he puesto.


Cuando la masa ha doblado su tamaño podemos continuar.

Desgasifica la masa, en definitiva vuelve amasar con las manos un poquito.  Deja una bola redonda y espera 10 minutos antes de continuar. 

Estira la masa en una superficie seca y limpia, en mi caso lo he hecho muchas veces y no he necesitado ni enharinar.  Haz un rectángulo de unos 30 por 30 cm. como Alma nos indica, o en mi caso reconozco que lo hecho más grande o a ojo.  La masa va trabajando por su cuenta y a veces es bueno dejarla estirada, pasar rodillo para alisar, dejarla descansar y volver a pasarla.  Así no se "encoje".

Una vez tienes la masa estirada  pinta una capa fina de mantequilla derretida con ayuda de un pincel. En un plato he mezclado tipo migas mantequilla, especias, azúcar moreno y reparto de forma uniforme en mi rectángulo.  Enrolla formando un rollo y pega los extremos con un poco de nata líquida para montar.  Con un cuchillo corta en rodajas del mismo grosor, y las colocas sobre una fuente.  En mi caso no he engrasado porque mi hermano ya me había comentado que no se pegaba en el molde que he usado.  Deja reposar entre una o dos horas hasta que dobla tamaño. Pinta con nata para montar y hornea a 190 ª durante 25 a 30 minutos. 


Este tipo de masa una vez ha levado una vez y tienes la forma hecha, en este caso las rodajas puedes tapar con papel film y dejarla en la nevera toda la noche o el día para hornear cuando lo deseas, eso si ten en cuenta que deberás dejar el paso de 1 a 2 horas de levar y doblar el tamaño igualmente.

Una vez horneados y listos mezcla azúcar glass tamizado y la nata con una cuchara y tienes un glaseado.  Me gusta ponerlo en una manga pastelera o si no tienes en casa una bolsa de congelación con agujerillo en un ladito para repartir sobre los bollos.

Están espectaculares, por lo que es fácil comer, comer y comer... si queda alguno... puedes congelar y disfrutarlo otro día una vez hecho oooooo dos días después si lo calientas en microondas unos segundos y tomas tibio sigue estando tan rico como el primer día.





1 comentario:

CHARO dijo...

es que estos bollos son insuperables, a mi me pierden, tienen un sabor riquísimo