domingo, 16 de septiembre de 2018

Gató Mallorquin {Receta Bizcocho sin gluten}


Esta receta es de los básicos de la  repostería de la cocina mallorquina.  Si vienes por mi tierra debes probar un trozo de Gató de Almendra con helado, preferentemente de almendra, y si no es de almendra de tu sabor favorito.   He actualizado la receta básica que publiqué en el 2011 Gató Mallorquín, en esta ocasión un Gató de tamaño L y con el molde y cantidades adecuadas.

Ingredientes
Molde de 24 cm. diámetro
210 gr. de harina de almendra cruda
90 gr. de almendra tostada triturada, en mi caso en casa y queda en diferentes trozos
9 huevos talla L
265 gr. de azúcar
La piel de un limón rallada finamente y sin la parte blanca
Una cucharadita de canela en polvo

Prepara un molde, en mi caso he forrado el fondo recortando un papel de hornear al diámetro de mi molde y los bordes con spray antiadherente.  Puedes también con mantequilla y harina espolvoreada.

Precalienta el horno a 210º.

En un bol monta solo las claras a punto de nieve con ayuda de la batidora.  Han de quedar tan montadas que si das la vuelta al molde tus claras montadas no caerán.

Reserva las claras y montamos las yemas con el azúcar hasta que triplican su tamaño.  Incorpora la almendra (harina y almendra triturada tostada), canela y limón rallado a la mezcla de azúcar y yemas.

Integra todo bien.  Es el momento de mezclar con las claras montadas.  Os recomiendo que lo hagáis con mucha suavidad con ayuda de vuestras manos o con una espátula e intentando que bajen lo menos posible.  Una vez esta todo integrado repartimos en nuestro molde.  En mi caso ha sido justo justo, el diámetro sin las "flores" es de 23 cm.  Igualmente verás que crece pero ha sido el molde adecuado.

Introducimos en el horno  y bajamos a 190º.  Horneamos los primeros 10 minutos a 190 y bajamos luego 40 minutos más a 180º con el ventilador puesto.  Cada horno puede ir 5 minutos arriba o abajo. Muy importante: no abras el horno durante los 50 primeros minutos que estará en total.  Luego abre, pincha con un palillo y si sale seco sabes que está listo.

Una vez está frio expolvorea con azúcar glass de forma generosa y listo.  Ahora para ser un postre perfecto nos falta un buen helado de almendra.


Este Gató subió a Porto Cristo este mes de Agosto para celebrar con unos amigos catalanes el verano, un desayuno perfecto, y merienda acompañado de helado que ni os cuento, aunque lo mejor fue la compañía¡ 


4 comentarios:

marijose dijo...

Ummm guardame un trocito para el desayuno, besos

María Del Carmen dijo...

Que rico el biycocho…...muchas gracias por la receta....

CHARO dijo...

qué rico tiene que estar, la harina de almendra a mi me encanta, da un sabor y una textura muy especial

Marisa dijo...

Que buena pinta! A mi me gustaría probarlo con helado de vainilla. :)xo