domingo, 17 de octubre de 2010

Cinnamon Buns o Bollos de Canela



Mañana de domingo, ayer dejé lista la masa levando muy tarde para empezar la mañana del domingo horneando unos bollos de canela.  Me encanta el olor que llena la casa de bollo y canela. 


Del libro de El Aprendiz de Panadero, de Peter Reinhart, secuestrado en su momento de la biblioteca de mi hermano he rescatado la receta.  

Ingredientes:
90 gr. de azúcar 
7 gr. de sal
80 gr. de mantequilla a temperatura ambiente, en mi caso la he dejado fuera de la nevera un par de horas antes.
Un huevo mediano: 45 gr. ligeramente batido
Ralladura fina de limón, o extracto de limón una cucharadita.
7 gr. de levadura de panadería instantánea
260 gr. de leche (teóricamente entera, yo tenía desnatada)
450 gr. de harina de fuerza (es posible que necesites algo más, al final le he puesto unos 40 gr. para que la masa estuviera perfecta)
Para el "relleno": 2 cucharadas de canela + 6 cucharadas de azúcar, total unos 120 gr
Para "pintar": una yema de huevo 

En un bol amplio mezclamos el azúcar, la sal y la mantequilla .  Incorporamos el huevo y el limón hasta que queda todo bien mezclado.  


Añade la harina tamizada y la levadura mezclada con la leche.  Mezclamos bien con las manos unos 12 a 15 minutos o con ayuda de la batidora con el accesorio de amasar unos 12 minutos.  

Nos debe quedar una masa sedora y fina, no pegajosa pero de las que se pegan un poquito.  Si es necesario (en mi caso ha sido así), añade un poco de harina hasta que veamos que tiene la consistencia que necesitamos.


En un bol muy grande engrasado con un poco de aceite pasamos la masa.  


Damos vueltas a la masa para que se quede engrasada pero no debemos volver a mezclar.  


Tapamos el bol con papel film y lo dejamos en un lugar cálido levar unas dos a dos horas y media.  Debe duplicar su tamaño.

Una vez ha levado, la ponemos sobre un papel vegetal y la estiramos con un rodillo, enharinamos  el rodillo y un poco la masa por encima para que no se pegue.  


Formamos un rectángulo de 1 a 2 cm de grosor y sale unos 40 por 30 aproximadamente de tamaño.



Espolvoreamos  el azúcar con la canela sobre toda la masa y se enrolla como si fuera un brazo de gitano, nos quedará un enrollado.  

Con la parte que cierra la masa hacia abajo cortamos la masa  en el grosor a gusto de cada uno entre 3 y 4 cm.

Ponemos los bollos sobre una bandeja preparada con papel de hornear o silicona.




Dejamos reposar los bollos una hora y media aproximadamente en lugar cálido para que vuelva a levar la masa.  En mi caso la he dejado toda la noche, para hornear por la mañana.

Si alguno/a se pregunta que hace ese molde con agua ... mi horno es antiguo y he descubierto que para las masas me va muy bien poner un poco de agua en un molde para que tenga humedad el horno y salen unos bollos muy tiernos ¡

Precalentamos el horno a 180 º..  Una vez han levado los bollos, los "pintamos" con cuidado con una brocha de silicona pintamos los bollos. Los horneamos entre 20 y 30 minutos, tomarán un color dorado.  Sacamos del horno, dejamos enfriar y listos para comer ¡¡¡

Si te queda alguno puedes congelarlos e ir sacando cuando te apetezca comer alguno.  Dejamos a temperatura ambiente descongelar y luego unos segundos de microondas para comer algo tibios y el resultado es absolutamente espectacular ¡¡

14 comentarios:

Gloria dijo...

Que bollos más buenos, si parece que hasta los huelo desde aquí jeje.
Un beso.

Olga dijo...

Ñam ñam! Que delicia para desayunar con un cafecito! Me guardo la receta que en casa estos bollitos triunfan. Un saludo!

jose manuel dijo...

Que te puedo decir de ese libro, del cual su fan número 1, los bollos son una maravilla.


Saludos

Elena dijo...

Estos bollos te aseguran un dia estuèndo y feliz!!!! parecen faciles, me animaré! besos.

quechuloalgodulce dijo...

Un desayuno estupendo sin duda!!! me imagino esa casa oliendo a bollitos recien hechos que envidia!!!! estos los hago yo pronto jejejeje

Amanda dijo...

Una maravilla.
;-D

cdelafuente dijo...

Realmente tienen una pinta.... buenísima....
Un placer conocerte, ayer fue un día estupendo.
Muchos besos y felicidades por tu blog.
Besos

mesilda dijo...

Madre mia!Que pinta mas buena...ademas daria gusto estar en tu cocina,oleria maravillosamente,la canela me chifla.
Besets.

Akane dijo...

ADORO los cinnamon buns, son una absoluta delicia. Tengo que probar más recetas, la tuya tiene un aspecto fantástico. Yo los hice con calabaza una vez, quedan también monos naranjas :)
Qué bien debía oler tu cocina al hornearse!

Kako dijo...

Este es un clásico que no me cansa. Me parece delicioso y perfumado.
Que buena tu idea de dejarlo toda la noche y hornearlo a la mañana, ñam ñam.
Besitos.

Gema dijo...

Nunca los he hecho y sin duda los tengo pendiente. Los tuyos te quedaron con una pinta riquísima, que apetecibles por Dios... Tomo nota porque está explicado muy bien, gracias. Besos

Julia dijo...

Qué pinta¡¡¡Y el olor a canela me encanta¡ Bueno a ver si de una vez por todas me pongo manos a la masa y hago un dulcecito y esta es perfecta. bss¡¡

Caty dijo...

Hola guapa, si necesitas libros de panadería, los mios están a tú disposición, me lo pasé genial el sábado espero repetir pronto. Besos.

Ay!!!la receta, como no genial, jejeje, me encanta el paso a paso.

Repito, bss.

Reme dijo...

Tienen una pinta deliciosa, amiga.
Un bico.
Reme.