sábado, 13 de junio de 2009

Coca de Albaricoques


Por ahora me quedo esta, buenísima. La fuente ha sido de Las Recetas de Sara, mi toque personal la canela. Me encanta comprar en el horno de la Avenida Argentina esta coca, la bajita con un sabor cercano a patata o a la coca de patata, morenita y con muchos, muchos albaricoques. Creo que con esta receta lo he conseguido ¡¡¡¡

Aprovechando que he visto a mi amigo Rafa y hemos hecho una merienda con puesta al día, era la mejor ocasión para hacer una gran coca y que se llevara la mitad para su casa. La he empezado hacer esta mañana, la he dejado levando mientras marujeaba en un centro comercial y hacia un pincho con una cañita, he vuelto, la he vuelto amasar, y me he hecho lo que se hace en España a las 17 horas: una peazo de siesta de hora y media ¡¡¡ para luego hornear.. un gustazo de día ¡

Ingredientes:

170 gr. de patata cocida solo con agua
100 gr. de mantequilla
230 gr. de azúcar
50 ml. de aceite de oliva virgen
480 gr. de harina de fuerza
40 gr. de fécula de patata
50 ml. de leche
3 huevos grandes
20 gramos de levadura fresca
azúcar glass para espolvorear
750 gr. de albaricoques maduros, azúcar para espolvorearlos y canela.


En un bol amplio ponemos la mantequilla a punto de pomada junto a las patatas cocidas (en mi caso las he triturado bien antes), mezclamos bien. Deshacemos bien la levadura con la leche en un vaso a parte y la incorporamos al resto de la mezcla de mantequilla y patata, añadimos el azúcar, y ponemos los huevos, de uno en uno, no poner el siguiente hasta no tener completamente integrado el anterior. Añadimos la harina y fécula previamente tamizadas y por último el aceite.


Amasamos bien un par de minutos con la batidora -amasadora. Tapamos con film y dejamos levar en un sitio templado. Estará mínimo una hora, en mi caso ha estado 3 ;-), aprovecha para dar un paseo u otras cosas.

Ponemos la masa con las manos aceitadas sobre el molde, tiene de alto 3 cm. En un plato he deshuesado los albaricoques y partido por la mitad. Los he espolvoreado con azúcar y canela. En mi caso he puesto los albaricoques hacia arriba, es cuestión de gustos. Espolvoreamos de azúcar generosamente una vez todo preparado la masa. Dejamos levar nuevamente, dobla su tamaño, podéis verlo en la foto, otra vez como mínimo una hora o hasta que dobla el tamaño.

Precalentamos el horno a 180º, horneamos unos 40 minutos, debe quedar dorado.

Esta coca se funde en la boca, es un bizcocho muy blandito, jugoso y con un sabor muy, muy especial. Disfrutarlo ¡¡¡¡ Con esta masa se pueden hacer unas cocas fantásticas, voy a probarlo otro día ¡

7 comentarios:

♥Rº dijo...

Que receta mas asombrosa. En mi vida leí algo parecido... muy tentadora. No puedo imaginar su sabor, por lo tanto debería hacerla.
Gracias por esta sorprendente receta.
Besotes

Tere dijo...

Está exquisita, es una receta típica mallorquina, se hace de distintas maneras pero la más tradicional es con la patata hervida. A mi me encanta¡ Un fuerte abrazo

Akane dijo...

Riquísima, los albaricoques le dan un toque genial.

Un beso

LILU dijo...

QUE DELICIA!!!!!
VAYA PINTA MAS BUENA TIENE, SI PARECE DE ESAS QUE COMPRAS EN UNA PANADERIA, QUE LUJAZO!!!!! YO QUIERO!!!!
BESITOS!!!

bea dijo...

Hola Teresa,
acabo de descubrir tu blog...!y me encuentro con esta receta, !mi favorita! vivi en Mallorca 12 años y esta era una de mis cocas preferidas. tenia una receta de una señora que salia muy rica pero se perdio asi que al ver esta me he dicho !tngo que probarla!gracias. me gustaria contactar contigo...

bea dijo...

Hola Teresa,
acabo de descubrir tu blog...!y me encuentro con esta receta, !mi favorita! vivi en Mallorca 12 años y esta era una de mis cocas preferidas. tenia una receta de una señora que salia muy rica pero se perdio asi que al ver esta me he dicho !tngo que probarla!gracias. me gustaria contactar contigo...

Tere dijo...

Gracias Bea¡ Es una excelente receta y tras probar varias la mejor es esta¡ Saludos, Teresa