sábado, 26 de febrero de 2011

Tartaletas de Chocolate y Queso


Estas tartaletas son delicadas, suaves y absolutamente deliciosas.   Un gran contraste entre la crujiente masa brisa de chocolate y la crema que se funde en la boca cuando damos un bocado. Una receta para repetir muchas veces.

La receta original con el cambio de la base de la tarta por una de chocolate es del Blog de Al Calor de un Bizcocho, blog de referencia y del que me encantan todas y cada una de sus recetas: las explicaciones y las fotos.  Todo ¡¡¡ No dudes en visitarlo si no lo conoces.

Ingredientes:
Para 6 tartaletas medianas 

Masa Brisa de Chocolate: pinchar AQUI para tener la receta.  (nos sobrará un tercio de esta receta, la he guardado en la nevera para usar en otro momento)
Relleno:  2 huevos medianos, una cucharada rasa de harina, 1 cucharada generosa de maicena, media cucharadita de azúcar avainillado, 325 gr. de queso fresco batido desnatado, 70 gr. de azúcar.
Azúcar glass para espolvorear 

Para preparar las tartaletas.  

Hacemos la masa brisa de chocolate, la dejamos en la nevera media hora y mientras tanto:

Encendemos el horno para que esté precalentado a 180º.

Tomamos la medida de la tartaleta y recortamos papel vegetal con la medida del fondo para que nos sean más fácil desmoldar nuestras tartaletas.

Preparamos el relleno: separa las yemas de las claras.  Monta las claras a punto de nieve.  Mezclamos el resto de ingredientes muy bien.  Ojo, tamiza las harinas para evitar grumos.  Una vez está bien mezclado el queso, yemas, azúcares, harinas, le incorporamos con cuidado las claras a punto de nieve.

Pasado el tiempo de nevera de la masa brisa la extendemos con ayuda de un rodillo y ponemos sobre las tartaletas.  En mi caso siempre las horneo unos 10 minutos poniendo encima papel + pasta para hacer peso y evitar que me quede un poco cruda.  Es cuestión de que mi horno es antiguo y de gas.  En los modernos no es necesario.

Realizado este paso (o sin hornear la masa previamente). Procedemos a rellenar nuestras tartaletas de chocolate con el relleno de queso.

Horneamos en el horno precalentado unos 45 minutos.  Toma cierto color por la parte de arriba.  Una vez están hechas dejamos que enfríen, desmoldamos, espolvoreamos con azúcar glass y listas para comer¡

No vas a poder esperar para probarlas.


viernes, 25 de febrero de 2011

Masa Brisa de Chocolate


Esta masa forma parte de muchas bases de tarta, es casi imposible que no salga bien siempre que tengamos todos los ingredientes a temperatura ambiente.  Estoy horneando unas tartaletas de chocolate y queso.... ainsss que bien huele la casa, luego os subo la receta completa¡

Ingredientes:


240 gr. de harina floja o de repostería (ojo según el tamaño del huevo quizás necesites un poco más)
15 gr. de cacao en polvo sin azúcar
125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente, un poco blandita.
1 huevo tamaño M
Una pizca de sal
75 gr. de azúcar

En un bol tamizamos la harina y el cacao. Hacemos una pequeña montaña y luego un volcán en medio donde pondremos el azúcar, el huevo, la pizca de sal y la mantequilla.

Mezclar todo bien hasta que la masa está homogénea y no se pega ni en las manos ni el recipiente.  Poner en la nevera 30 minutos.

Una vez está fría la masa (es necesario para que no "encoja" cuando la horneemos, la pondremos sobre un papel de hornear, con ayuda de un rodillo la aplanamos y cortamos según nuestro molde.  En mi caso siempre pongo papel de hornear en el fondo del molde (recorto con tijeras). Como tiene mantequilla los lados serán muy fáciles de separar.  

En mi caso como el horno es de gas y de los antiguos siempre horneo en horno precalentado a 180 º unos diez minutos la masa.  Encima le pongo papel de hornear y pasta para hacerle peso y no me falla, siempre me sale rica la masa.  Si tienes un horno moderno, de los de aire y eléctrico no te hará falta, pondrás el relleno y todo al mismo tiempo te quedará genial.



Una receta básica para tener de "fondo" de armario de muchas futuras tartas y tartaletas.

martes, 22 de febrero de 2011

Pasteles de Nata, Fresones y Merengue


Llega la época de las fresas, y las fresas siempre me traen recuerdos de mi abuela.  Subía en un avión que aterrizaba en Granada, y de ahí mi tío Antonio la llevaba a su  pueblo: Palos de la Frontera, Huelva.  Siempre volvía cargada de  mojama, huevas, tortas con membrillo y almendra... En época de fresas,  unas cajas con las mejores fresas que nunca he comido,  estoy segura que ella las hacía especiales.  Bueno... también venía con ropa interior:  con unas bragas - camisetas que durante muchos años mis hermanas y mis primas usamos hasta que crecíamos e iba disminuyendo el tamaño de nuestras bragas ;-).   

Una receta bien fácil. Empezó queriendo ser un brazo de gitano para luego pasar a intentar ser bracitos. Quería hacer pequeños pasteles pero tengo que reconocer que el tamaño pequeño a mi  no me sale.  ¿Por ser de familia numerosa?, pues no lo se, pero la verdad, es que siempre que entro en la cocina hago todo en tamaño L o XL. 

He ido con los años disminuyendo el tamaño y adecuando mis tartas al número de personas que las disfrutarán, pero el tamaño individual me cuesta mucho.  Al final con una plancha de bizcocho salieron seis pasteles grandes.  Según el gusto, en mi caso uno para compartir con otra persona, pero en el caso de la devora flanes uno para ella sola.

Ingredientes:
(para 6 pasteles medianos)

Bizcocho corriente: para la bandeja de horno puedes usar 4 huevos talla L, 100 gr. de azúcar y 100 gr. de harina tamizada.  Monta las claras a punto de nieve.  Las reservamos. Mezclamos muy bien el azúcar con las yemas de huevo, tomarán un color blanquecino, incorporamos la harina tamizada.  Mezclamos todo con las claras a punto de nieve con movimientos envolventes.  Distribuye en una bandeja de horno rectangular y horneamos a horno precalentado a 180º unos 10 a 12 minutos.
Almíbar: tengo siempre preparado: en mi caso era agua hervida con azúcar, cáscara de naranja (importante: sin la parte blanca), una rama de canela, y una vez rompe a hervir y el azúcar está deshecho le pongo un chorrito de coñac.  Dejar enfriar.  Siempre puedes hacer de más y lo que sobra a la nevera en bote bien tapado para otro futuro pastel.
250 gr. de fresones que hemos puesto una hora con dos cucharadas de azucar. En mi caso en pequeños trocitos.
300 ml. de nata con 35,1 % materia grasa montada con 60 gr. de azúcar glass
Merengue cocido: para ver la receta y cómo se hace pinchar AQUI.

* También si quieres darle un poco de color fuera he usado el soplete de cocina

Prepara todos los ingredientes en este orden:
  1. Almíbar, enfriar.
  2. Las fresas cortaditas con el azúcar.  Reservar.
  3. Plancha de bizcocho.  Enfriar
  4. Montamos la nata con el azúcar
  5. Montamos el merengue cocido.
  6. Una vez lo tenemos todo preparado a montar cómo veréis en la foto: 
Cortamos la plancha de bizcocho en 6 partes. Ojo es el tamaño ideal, deben poder "enrollarse" como un brazo de gitano.

Pintamos con pincel de almíbar el bizcocho.

Ponemos una capa de nata, y en la parte que empezamos a enrollar fresas.  Enrollamos nuestro pastel y listo para decorar.



En mi caso he elegido "pintarlos" con merengue cocido.  

Unos bracitos que realmente están muy ricos, es un poco pronto para los fresones y las fresas pero no puedo resistirme a ellas una vez los veo a precios más razonables en la fruteria o en la nevera.


sábado, 19 de febrero de 2011

Tarta de Cumpleaños: Nata, Mandarina y Fresas


Tras la crema de mandarina tenía que llegar la tarta.

Aquellos que tenéis varios hermanos,  y sobre todo son más pequeños que vosotros,  me entenderéis.  Esta fue mi tradicional y clásica tarta de cumpleaños.  Una tarta con un tamaño adecuado, una gran presencia, con los ingredientes que le gustan a mi mami, en definitiva una excelente tarta (modestia a parte, y es que son muchos años de entrenamiento).  

El nen se conformaría .... NOOOOOOOOO, tuvo que hacer una tarta el doble de tamaño, y encima estaba igual de buena o mejor que la mía.  En definitiva, es un boicoteador y compite todavía ahora hasta con una tarta.  La afortunada fue mi madre que durante tres días disfrutó de ambas y sobre todo de la compañía y cariño de la pandilla que formamos su familia, con las dos tartas de su hijo menor y su hija mayor.

Ingredientes:
Para una tarta de diámetro 22 cm.
(Pincha en la parte negrita para acceder a la receta y cómo hacerla de cada parte)

Bizcocho corriente: 5 huevos, 125 gr. de azúcar, 125 gr. de harina de repostería.
Crema de mandarina150  ml de zumo de mandarina (puedes usar naranja, limón, el que te guste más), 50 gr. de mantequilla, 100 gr. de azúcar, 3 yemas de huevo, 12 gr. de fécula de maíz (Maicena), 250 ml. de leche
Mermelada de fresa
Almíbar: 150 ml. agua, con dos cucharadas de azúcar y un licor que nos guste.
250 gr. de fresas + 75 gr. de azúcar
750 ml. de nata 35,1 % para montar + 100 gr. de azúcar glass 

Os voy poniendo el orden de cómo la realicé:

Primero corté las fresas en trocitos y las dejé con el azúcar macerando.  Nos quedarán dulces y serán más sabrosas en nuestra tarta.

Siempre tengo almíbar en la nevera, me gusta hacer el triple de la receta para así tener preparado.  Calientas el agua con corteza de naranja sin la parte blanca (a gusto) o con limón, una ramita de canela y el azúcar.  Cuando rompe a hervir incorpora un licor que te guste.  Dejas enfriar y listo.

Hacemos el bizcocho. Puedes pinchar AQUI para ver cómo se hace.  Dejamos enfriar.

Vamos preparando mientras hacemos el bizcocho la crema de mandarina.  Puedes pinchar AQUI. para ver cómo se hace.

Monta la nata con el azúcar glass y reservamos en la nevera.


Ahora ya tenemos todo preparado.


Sobre un plato bonito ponemos la primera capa de bizcocho.    


Le ponemos un aro alrededor para que no sobresalga nuestro relleno a modo de contención. 


Sobre ella con pincel pintamos la parte superior de almibar.  Capa de crema de mandarina.  Tapamos con la segunda capa de bizcocho, repetimos operación almíbar y distribuimos una capa generosa de mermelada de fresas y las fresas sin el almíbar que nos ha soltado.  Volvemos a tapar con la última capa de bizcocho y repetimos operación almíbar.

Normalmente lo pongo en la nevera una horita para luego decorar con la nata.



Una vez está lista le quitamos nuestro aro.  Ponemos la nata en manga pastelera y distribuimos sobre nuestra tarta.  Una piruleta de corazón, minicorazones y bolitas y lista nuestra tarta.


Algo pasó con mi cámara que la foto del corte de la otra tarta salió borroso ;-). Se que me lo van a reprochar, por lo que ahí va la próxima tarta que pienso hacer y robar receta ¡¡¡

Me duele decirlo: un bizcocho corriente con cacao, una dulce crema de nata y mermelada de fresa de relleno, una cobertura de nata y nocilla, para rodear la tarta del merengue que tanto le gusta a mi madre... GRRRRRR


Acabamos todos hinchados probando tartas.  
Lo importante: mi madre pasó un GRAN DÍA

viernes, 18 de febrero de 2011

Crema de Mandarina



Va llegando la temporada de fresas, una de mis tartas favoritas y todo un clásico en casa para el cumpleaños de mi madre es la Tarta de Fresas.  Cómo relleno la de este año innové con una crema pastelera de mandarina.  Me encantan al igual que las fresas¡  

Ingredientes para el relleno de una tarta de 21 a 23 cm.:

150  ml de zumo de mandarina  colado (puedes usar naranja, limón, el que te guste más, y colado para no encontrarnos sorpresas en la crema)
50 gr. de mantequilla
100 gr. de azúcar
3 yemas de huevo
12 gr. de fécula de maíz (Maicena)
250 ml. de leche

En un bol mezclamos la fécula, las yemas de huevo y la leche.  Reservamos.

Calienta en un cazo el zumo de la mandarina con el azúcar y la mantequilla.  Cuando rompe a hervir añadimos el resto de ingredientes que tenemos mezclado en el bol.  

Espesamos a fuego lento.  Dejamos enfriar y listo para distribuir sobre nuestra tarta.

Recomendación: si no quieres que se haga la capa fina que se hace en las cremas un poco durita, puedes tapar con papel film todavía un poco caliente y evitarás que se forme.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Un aperitivo de Crema de Queso


Esta es una gran receta que me la he apropiado de la cocina de mi amiga Baby.  Un sábado noche,  hicimos parada antes de salir en su casa y nos tenía preparada esta maravilla de crema de queso.  Esta crema untada en pan o mojando los palitos acompañada de una cerveza es un gran aperitivo antes de una comida o cena.

Ingredientes:
1 tarrina de queso tipo philadelfia de 300 gr. 
1 tarrina de queso de otro tipo un poco fuerte (el mio era crema de torta de casar), 150 gr.
Aceitunas negras sin hueso  (al gusto de cada uno en mi caso medio bote)
Surimi, palos de cangrejo
Un poco de pimiento rojo cortadito
Un poco de pimiento verde cortadito
Una pizca de pimienta blanca y de eneldo en mi caso
Para decorar: Crocanti de almendras o avellanas en cuadraditos, en mi caso han sido avellanas pero Baby usó almendra.  
Pan o picos de pan. Un poco de todo lo que lleva dentro la crema de queso.

No puede ser más fácil:  puedes hacerlo con muchas combinaciones y tus ingredientes favoritos.  Prepara en la mesa todos los ingredientes.  Los quesos a temperatura ambiente para que se puedan mezclar bien.  Los pimientos cortados pequeñitos, las aceitunas (es muy importante que no les quede líquido), los palitos de cangrejo.

Ahora más fácil imposible.  Reserva un poco de pimientos, aceitunas y palitos para decorar.  

Mezcla en un bol los quesos (quita el agua del queso blanco), incorpora el resto de ingredientes. Una pizca de pimienta y un poco de eneldo y está lista nuestra crema de queso.  Lo ponemos en un bol donde lo vayamos a servir y decoramos con lo que hemos reservado y por último con los cuadraditos crocantes.  Un aperitivo perfecto ¡¡

lunes, 14 de febrero de 2011

Galletas Corazón de Fresa


Esta receta es de las que no fallan, apropiada en este dia para aquellos/as que lo celebráis, y si no, para compartir cualquier dia en buena compañía.

La receta viene del libro Pastas a Gogó de Jacqueline Bellefontaine, en el libro las llama Delicias de Fresa.  Me encantan sus fotos y casi todas las recetas, nunca me fallan.

Ingredientes para unas 50 galletas pequeñas:

125 gr. de mantequilla ablandada (temperatura ambiente)
50 gr. de azúcar.
1 huevo mediano
1/2 cucharadita de extracto de vainilla (o azúcar avainillado como ha sido mi caso)
200 gr. de harina de repostería
120 gr. de maicena o harina de maíz (el libro pone 6 cucharadas)
1/2 cucharadita de levadura en polvo
Para el relleno: una buena mermelada de fresa, naranja, nocillaect... en mi caso: Fresa.

Encendemos el horno para que esté caliente a 180 º.  Prepara dos bandejas con papel de hornear o silicona y reservamos.

Mezclamos la mantequilla reblandecida con el azúcar hasta tener una crema pálida y esponjosa.  Añade el huevo y la vainilla.

Incorporamos tamizadas: las harinas y la levadura hasta obtener una masa manejable, blanda y se despega de las manos. Es una masa muy agradecida, no necesita ir a nevera para luego trabajar.  Sobre una lámina de papel vegetal la he aplanado con ayuda de un rodillo dejando una lámina fina de unos 2 milímetros.  

Con el cortapastas que elijas vas cortando la masa y distribuyendo sobre las bandejas preparadas.  Ojo calcular la mitad de las galletas lisas y la otra mitad con el "corazón" enmedio o dibujo que elijas, esta vez hay que contar. Al final hemos de tener el mismo número de pastas completas y perforadas. Los colocamos en las bandejas de hornear

Hornear justo que empiecen a dorarse, estarán entre 10 y 15 minutos. Los dejamos enfriar en la bandeja y pasamos a rejilla metálica para que se enfríen del todo.

Una vez fríos, repartimos nuestra mermelada favorita sobre la pasta completa y luego colocamos la que tiene el corazón.  Apreta suavemente para unirlas y lista para comer ¡

sábado, 12 de febrero de 2011

Tarta de Chocolate Guinness



La tarta la vi por primera vez en el blog de Trotamundos: Food & Cook.  Entró en mi carpeta de pendientes y por fin llegó del día de hacerla y probarla.  No os puedo decir otra cosa: ESPECTACULAR.  Jugosa, con un gran sabor a chocolate,  intenso color oscuro logrado por la combinación de la  cerveza negra y el chocolate.  La presentación tenía que se igual, esa "espuma" de frosting de queso y nata que le da una nos transporta a la jarra de la cerveza y un pub donde nos servirían una gran jarra.

Trotamundos encontró la receta en el libro "Feast" de Nigella Lawson.  Es una receta sencilla, atípica si pensamos que lleva cerveza negra.  Para aquellos/as que os lo preguntéis: no tiene sabor a cerveza, creo que le da una textura y realza el chocolate de una forma especial.  No podéis realizar esta tarta sin poner el frosting, el contraste es necesario para poder disfrutar de cada bocado.  Probé el bizcocho recién hecho (no me podía resistir y en un pequeño molde puse un pequeño bocado), un bizcocho suave, ligero y esponjoso llenó mi boca.  Transcurridas unas horas se fue transformando y el chocolate se apoderó de los sabores destacando sobre todos los demás, dejando paso a un bizcocho más húmedo y poderoso.

Os recomiendo que lo hagáis en un molde de 23 a 26 cm, que sea alto.  El mio de 23 me ha quedado pequeño y menos mal que no se estropeó el bizcocho pero al final subió tanto que salió un poco del molde.

Ingredientes para el bizcocho preferible 24 a 26 cm. diámetro:

250 ml. de cerveza negra Guinness Stout
250 grl de mantequilla
75 gr. de caco en polvo tamizado (yo también uso Valor sin azúcar)
350 gr. de azúcar (Trotamundos usa 400 gr.)
140 ml. de nata líquida para montar
2 huevos grandes
1 cucharadita de vainilla líquida
250 gr. de harina de repostería tamizada
2,5 cucharadas de bicarbonato

Ingredientes para el frosting

300 gr. de queso tipo Philadelpia
150 gr. de azúcar glas
400 ml. de nata líquida de 35,1 % para montar

En un cazo ponemos a calentar a fuego bajo, sin que nos llegue a hervir la mantequilla cortada a trozos y la cerveza.  Vamos moviendo hasta que se derrite la mantequilla, retiramos del fuego y reservamos.

En un bol ponemos el azúcar, la harina y cacao tamizados, bicarbonato y mezclamos todo bien hasta tener un color uniforme.

En otro bol ponemos todos los ingredientes líquidos: nata líquida, los huevos, la vainilla y batimos todo bien, en mi caso con la batidora.  Incorporamos la cerveza mezclada con la mantequilla (estará tibia) y lo integramos todo bien.

Incorporamos a la masa líquida los ingredientes secos.  Mezclamos todo hasta tener una masa uniforme.  El resultado es muy líquido, afortunadamente Trota avisa, yo hubiera pecado de poner más harina y no le hace falta ¡¡¡  

Distribuimos la masa en un molde preparado con mantequilla y harina e introducimos en el horno que estará precalentado a 180º unos 50 a 60 minutos.  En mi caso 60 minutos.  Lo he pinchado y he sabido que estaba listo cuando el palito ha salido seco.  Sacamos, dejamos enfriar, desmoldamos y lo ponemos en el plato donde vayamos a servir y presentar nuestra tarta.

Preparamos el frosting:   Monta la nata con la batidora o a mano.  En otro bol mezclar el queso con el azúcar tamizado con la batidora, conseguiremos una mezcla suave.  Añadiremos esta mezcla de azúcar glass y queso a la nata montada con movimientos suaves hasta dejarlas totalmente integradas.  Distribuir sobre nuestro bizcocho y lista para comer ¡¡¡


lunes, 7 de febrero de 2011

Galletas de Café


Este fin de semana ha estado lleno de buenos momentos, compañía y muchas, muchas galletas.  

Uno de mis cortadores de galletas favoritos (ja, ja, bueno, uno de muchos) es la taza de café.  La compra fue en Suiza, y mis amigas se acuerdan muy bien de ese día ya que con espátula había que sacarme de la tienda, lo hubiera comprado todo ¡.

La receta es del libro 365 galletas de la editorial Oceano Ambar.  Es un libro precioso y con excelentes recetas, todavía tengo muchas pendientes por hacer.

Ingredientes
En el libro pone 18 galletas, a mi me salieron unas 30 ;-)

150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
150 gr. de azúcar moreno (yo he puesto 100 de azúcar moreno y 50 de azúcar mascabado)
2 huevos medianos
350 gr. de harina de repostería
3 cucharadas de café solubre

Enciende el horno para que esté precalentado a 190 º.  Prepara dos bandejas con papel de hornear o silicona.

Batimos bien la mantequilla con el azúcar hasta que queda una crema. Incorporamos los huevos y mezclamos.  Incorporamos la harina tamizada y el café solubre y mezclamos todo bien.  Siempre empiezo con la batidora y acabo con las manos amasando. 

Ponemos la masa de las galletas sobre una hoja de papel vegetal y con ayuda del rodillo aplanamos hasta dejar el grosor deseado de nuestras galletas  A mi me gustan finitas.  

Damos la forma deseada y repartimos sobre nuestras bandejas.  Horneamos a 190 º unos 10 minutos.  Sacar, dejar enfriar y listas para comer.

No me puedo resistir y os dejo algunas de las fotos que Macu hizo en casa el Sábado.  Son preciosassss



La tarta de limón de María: riquísima ¡¡¡, por cierto nos debe la receta

Las Galletas de Café:


sábado, 5 de febrero de 2011

Galletas de Te Matcha y Pistachos


Esta mañana de sábado ha sido muy especial.  Una reunión de amigas bloggeras en casa con un denominador común: el blog, la cocina y la fotografía.   Gracias a al generosidad de Macu de Tengo un horno y sé cómo usarlo  he descubierto hoy que para mejorar mis fotos:


La luz es importante, muy importante
Comprar cartulinas para crear entornos y luces adecuados también
Usar las cartulinas de colores nos da distintos ambientes
Me puedo subir a las sillas para hacer fotos, hago gimnasia (que siempre va bien),  y me salen mejor las fotos desde arriba.
Con una caja puedo hacer una caja de luz, una de las de cartón de toda la vida, es más, es en forma de L y con unas pinzas de colgar la ropa puedo aguantar las cartulinas.
La arruga en las servilletas y los trapos es bella

Macu no tiene precio la generosidad de tu tiempo y la mañana tan fantástica que he pasado tras una semana insoportable de resfriado.

Parecerá una tontería,  realmente, hay cosas que una nace con ellas. Esta imaginación, y capacidad de adaptación de recursos que tenemos tan a nuestro alcance, con poco presupuesto  no la llevo integrada.  Eso sí, solo necesito verlo una vez, que creo que ya lo he pillado.   En definitiva Macu ha abierto frente a mi un nuevo universo lleno de colores y luces.  Habrá un antes y un después en mis fotos tras esta mañana.  

Con mis invitadas tan especiales esta mañana tenía que preparar un buen desayuno, y también tener preparada alguna nueva receta para poder fotografiar y compartir en el blog. Hemos disfrutado de quesos, café, mucho café, galletas y  una gran tarta de limón que nos ha traido María del Blog: Mamala 

Las de esta receta serían unas galletas de mantequillas tuneadas.  La idea surge de unos bizochochitos con pistachos que vi en un libro. Tenía todavía un poco de Te Matcha, suficiente para unas galletas pero no para el bizcocho.  

La combinación de los pistachos y el Té Matcha  son unas galletas muy especiales.  Aptas para los amantes del té ya que tiene el sabor característico y muy acentuado del matcha, su intenso color y el contraste de los pistachos.  No son muy dulces por lo que para mi son perfectas.

Ingredientes:
(salen unas 40 galletas)

120 gr. de mantequilla reblandecida
75 gr. de azúcar
1 huevo mediano
190 gr. de harina de trigo para repostería tamizada
7/8 gr. de té matcha tamizado
50 gr. de pistachos pelados crudos.

Mezclamos la mantequilla reblandecida con el azúcar bien.  Incorporamos el huevo un poco batido y volvemos a mezclar todo.  Incorporamos la harina y el té tamizados.  Integramos todo bien y por último los pistachos crudos.

Aplana la masa sobre un papel film y la ponemos en nevera unos 15 minutos (todavía hace mucho frio y le basta, si lo haces en verano media hora).

Encendemos el horno para que esté precalentado a 180º.  

Preparamos dos bandejas de horno con papel para hornear y reservamos.

Una vez transcurridos los 15 minutos sacamos la masa de la nevera y volvemos a estirar hasta dejar el grosor deseado de nuestras galletas con un rodillo.  Cortamos con nuestros corta pastas y  las vamos poniendo en las bandejas.  Horneamos a 180º unos 15 minutos.





miércoles, 2 de febrero de 2011

Bizcocho de Chocolate y Leche Condensada


Soy adicta.   No puedo pasar por una tienda de utensilios de repostería sin caer en la tentación.  Tendré que empezar a cruzar calles para evitarlas o cambiar de cocina y casa.  No cabe nada ¡¡¡  Hoy bajando de la oficina no me he podido resistir y entrado.  Un molde... ainsss es que estaba al 50 %, una varilla y un super tamizador, ¿quien puede resistirse?    Ya no me caben tantos moldes, ni tantos utensilios.  No puedo prescindir de ellos y todos tienen ocasiones especiales.   Supongo que más de uno/a debe andar igual, escondiendo las nuevas adquisiciones para que no nos "pillen" en nuestra adicción.

Con mi tamizador nuevo, y mi super molde tenía que hacer un buen bizcocho.  He tuneado bien el de Trotamundos, Food & Cook que ya hace mucho tiempo me tiene enganchada y conquistada con sus recetas y fotos y este es mi bizcocho.  No dudes en visitarla si no has tenido el placer todavía de disfrutar de sus recetas y fotos.

Ingredientes:
Para un molde de 22 cm.

120 gr. de harina con levadura
30 gr. de cacao sin azúcar
5 huevos medianos
490 gr. de leche condensada ( ja, ja, la mía desnatada)
55 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
90 gr. de pepitas de chocolate fondant (54 % las mías)
* para "forrar" el molde mantequilla y harina 
Para la crema de chocolate: 125 gr. de chocolate fondant 70 % y nata líquida 100 ml.

Enciende el horno a 190º para que esté caliente.

Separa las yemas de las claras de huevo.  Monta en un recipiente las claras a punto de nieve.

Mezcla en otro bol amplio la leche condensada, la mantequilla, y las yemas.   Incorpora la harina y el cacao tamizadas.  

Incorporamos esta masa a las claras a punto de nieve con movimientos envolventes de abajo hacia arriba y mezclamos.  Por último incorpora las pepitas de chocolate.  

Pequeño truco: pon las pepitas en harina, pásalas por el tamiz de harina para quitar el exceso y luego incorpora a la masa.  Ayuda a que no bajen todas a la base del bizcocho.

Por ultimo prepara el molde con mantequilla (te ayudas de una servilleta de papel para quitar el exceso) y luego espolvorea con harina.   Reparte la masa en el molde y horneamos a185 º 35 minutos.

Una vez pasados los 30 - 35 minutos. Pincha tu bizcocho para saber si sale seco y sabrás que está listo.

Dejamos enfriar, desmoldamos y listo para comer ¡¡¡

Mi bizcocho ha ido a la comida de unos buenos amigos.  Por lo que lo he decorado con la crema de chocolate.     Para hacerla mete en el microondas unos segundos la nata con el chocolate.  Con una cuchara ayudamos a integrarlos y que nos quede una crema.  Repartir sobre el bizcocho y listo.  Un poco de crocanti de avellana ha sido el "remate" de mi bizcocho.

Me encanta mi nuevo molde ¡¡¡ Totalmente imprescindible en mi cocina ;-)